Menores en riesgo por la pobreza y la droga

Según una encuesta realizada por la OIT en Favelas de Río de Janeiro, los chicos que trabajan para organizaciones de narcotraficantes prefieren dedicarse a la venta de drogas que ir a la escuela. No es aventurado decir que muchos chicos de barrios pobres de la Argentina se encuentran en la misma situación o van camino a ella.-La combinación de pobreza y narcotráfico constituye una trampa mortal para los menores. El consumo de estupefacientes afecta la vida de los chicos porque disminuye sus capacidades intelectuales y laborales y los inclina a delinquir para conseguir droga. Pero, paralelamente, el narcotráfico atrapa a los chicos en las redes de distribución.-De este modo se van creando camadas de chicos que son inhábiles para la integración en la vida formal del estudio o del trabajo y que, una vez adultos, están más preparados para delinquir que para ser ciudadanos honestos.Se trata de una perspectiva inquietante para los menores y sus familias y para la sociedad en su conjunto, en la medida que este problema se extiende como todo indica que está sucediendo.-Este rumbo sólo puede modificarse con políticas de asistencia social orientadas a la recuperación de los chicos atrapados por el consumo o la distribución de drogas y con la creación de mayores oportunidades trabajo para los mayores.-(Publicado en el diario El Clarín Febrero/2002).-En el año 2008 podemos afirmar que la droga y el delito van de la mano.Baja el consumo de droga y baja el delito.En Bogotá se pudo bajar el índice de delitos,atacando la droga.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *