LEY 23.737-LEY PENAL DE ESTUPEFACIENTES

 

La Ley 23,737, incorpora métodos novedosos con el fin de que, sin desincriminar la tenencia de drogas, el Estado no resigne su función primaria de ayudar al adicto. Por esta vía, frente a la posible pena que corresponde por TENENCIA de drogas para uso personal, brinda una alternativa educativa o curativa, según el caso lo requiera.-La incriminación de la tenencia de drogas para uso personal no es una normativa legal que obligue a la denuncia de un adicto que voluntariamente se presente a solicitar tratamiento u otra ayuda. La Ley bajo ningún concepto penaliza el consumo, sino la posesión de drogas. En realidad, el consumo de drogas nunca estuvo sancionado en nuestra legislación penal, sino la posesión de determinadas drogas que por su peligrosidad se ha determinado que es ilegítimo poseerlas. El fin primordial de estas normas es proteger a las personas y a la comunidad frente al cultivo, elaboración, fabricación, tráfico, distribución, venta y posesión de sustancias peligrosas. No es éste el único enfoque preventivo viable, existen otros que complementan estas medidas. Cuando  se menciona que el consumo de estupefacientes no ha estado nunca penalizado en nuestro país, cabe  recordar el caso Bazterrica/Capalbo, que sentó jurisprudencia en el sentido de considerar el consumo de drogas como una de las «acciones privadas de los hombres» tal como los establece el Art. 19 Constitucional, y por tanto, no siendo materia de los jueces el juzgarlo. –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *