LA MEDIACIÓN PENAL COMO UN PROGRAMA DE JUSTICIA RESTAURATIVA

Comparto con ustedes un trabajo hecho por mediadoras del Consejo de la Magistratura de Caba muy interesante su visión y óptica para entender de qué estamos hablando cuando se menciona la justicia restaurativa.-

 INTRODUCCIÓN.-

«El Centro de Mediación y Métodos Alternativos de Abordaje y Solución de Conflictos depende del Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, comenzó su trabajo en Diciembre del 2005, está integrado por un equipo de abogados mediadores y un equipo interdisciplinario conformado por psicólogas, sociólogos, abogados y otras disciplinas; cuya intervención es solicitada tanto por el ministerio público como los jueces, desplazándose los miembros del centro a todos los edificios donde los mismos funcionan, prestando así un servicio descentralizado cercano y accesible para el justiciable.

En el presente artículo intentaremos explicar por qué la mediación penal que desarrollamos en nuestro centro se encuentra enmarcada dentro de la justicia restaurativa. Sus características y modalidad, así también porque consideramos a la reflexión como modeladora de la práctica y como requisitos para ejercer el rol, la plasticidad psíquica y la utilización del pensamiento complejo del mediador/a, como asimismo, la de un abordaje inter y transdisciplinario de las disputas en las que se solicita la intervención del centro. –

2. LA JUSTICIA RESTAURATIVA Existen numerosas formas de abordaje de disputas que han sido englobadas en denominaciones tales como prácticas restaurativas, el concepto de prácticas restaurativas tiene sus raíces en la “Justicia Restaurativa”, cuya base filosófica se encuentra en la democracia participativa.-

Habermans enseña que la crisis de motivación y de legitimidad debe ser resuelta a través de la reconstrucción del consenso. Su discurso ético se caracteriza por la necesidad de instalar procedimientos que aseguren que ese consenso puede ser alcanzado sin la fuerza, manipulación o engaño; solo así el resultado de estas deliberaciones tiene validez y legitimación para la comunidad. “La justicia restaurativa es un proceso dirigido a involucrar dentro de lo posible a todos los que tengan un interés en una ofensa particular, e identificar y atender colectivamente los daños, necesidades y obligaciones derivados mediacion.indd 64 08/04/2015 04:58:18 p.m. 65 mediación de dicha ofensa con el propósito de sanar y enmendar los daños de la mejor manera posible”. (Zehr, H., 2007, pág.45). Siendo sus principios fundamentales que: 1. El crimen es básicamente una ofensa contra las personas y las relaciones interpersonales. 2. Las ofensas dan origen a obligaciones y responsabilidades 3. La justicia restaurativa busca subsanar y enmendar los daños. (Zehr, H. y Mika, H., 1998) Y sus directrices: 1. Centrarse en los daños ocasionados por el delito más que en las reglas violadas. 2. Demostrar el mismo interés y compromiso hacia víctimas y ofensores, alcanzando la equidad al aportar a todas las partes el apoyo y oportunidades que necesitan evitando todo tipo de discriminación e involucrando así a ambas partes en el proceso de justicia. 3. Trabajar con la restauración de las víctimas ayudándoles a recuperar su sentido de control y atendiendo las necesidades que ellas mismas vayan percibiendo. 4. Apoyar a los ofensores al reconocer que muchas veces ellos también han sido dañados tomando en consideración sus necesidades y capacidades, junto con motivarles, para que entiendan, acepten y cumplan con sus obligaciones. 5. Generar oportunidades para el diálogo directo o indirecto entre víctima y ofensores cuando sea apropiado. 6. Estimular la colaboración y reintegración tanto de víctimas como de ofensores. 7. Demostrar respeto hacia todas las partes: víctimas, ofensores, colegas del sistema de justicia. (Comité Central Menonita de Akron, Pensilvania, 1997) “El campo de la Justicia Restaurativa se ha diversificado demasiado como para poder representarlo con una simple clasificación, mas Howard Zehr, enumero modelos que se diferencian entre sí por quiénes y cómo participan, y en el estilo que adopta el tercero facilitador, entre las que podemos mencionar: Las conferencias victima-ofensor (Mediación penal en nuestra práctica), las conferencias familiares adaptadas a partir de tradiciones maoríes en Nueva mediacion.indd 65 08/04/2015 04:58:18 p.m. 66 mediación Zelandia y los círculos de sentencia de los aborígenes del Norte de Canadá, las cortes de paz de los Navajos en los Estados Unidos de Norteamérica, el derecho tradicional africano o un proceso afgano conocido como jirga. Aunque los experimentos prácticas y costumbres de muchas comunidades y culturas nos pueden iluminar mucho, no podemos ni debemos copiar ninguno de ellos para introducirlo intacto en otra comunidad o sociedad. Al contrario debemos verlos como ejemplos que nos muestran cómo las distintas comunidades y sociedades desarrollan sus propias estrategias para ejercer adecuadamente la justicia como respuesta al delito. La verdadera Justicia es producto del diálogo y debe tomar en consideración las necesidades y tradiciones locales; y que preguntemos ¿Quién ha sido dañado? ¿Que necesita? ¿Quién tiene la obligación y la responsabilidad de responder a estas necesidades? ¿Quiénes son las partes interesadas en esta situación? ¿Qué proceso puede involucrar a todas las partes en la búsqueda de una solución? La Justicia Restaurativa es una invitación a conversar con el fin de apoyarnos mutuamente y aprender los uno de los otros. Nos recuerda que, en efecto, somos todos interdependientes, partes de una gran red de relaciones humanas. (Zehr, H., 2007, pág.76-77). Cada uno de estos modelos incluye un encuentro entre las principales partes involucradas, víctima y ofensor como mínimo, y tal vez con otros miembros de la comunidad y del sistema judicial también. Todos estos modelos contemplan algún tipo de encuentro; de preferencia, uno que sea cara a cara. Estos encuentros se realizan bajo la dirección de facilitadores que guían y supervisan el proceso, buscando siempre el equilibrio entre los intereses de las distintas partes. Cada modelo les brinda a los participantes la oportunidad de explorar hechos, sentimientos y resoluciones. Se les anima a compartir sus historias, hacer preguntas, expresar sus sentimientos y esforzarse por lograr resultados aceptables para todos, dependiendo de cómo se implementen estos programas de tratamiento pueden clasificarse dentro de las categorías de potencial o mayormente restaurativos (Zehr, H., 2007, págs.54-55). mediacion.indd 66 08/04/2015 04:58:18 p.m. 67 mediación.-«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *