JURISPRUDENCIA VIOLENCIA FAMILIAR

      No hay comentarios en JURISPRUDENCIA VIOLENCIA FAMILIAR

VIOLENCIA FAMILIAR. MEDIDA CAUTELAR GENÉRICA. Requisitos para su procedencia. Falta de elementos probatorios de la existencia de una relación de violencia estructural familiar entre madre e hija. Denuncia formulada por un episodio de violencia mutua. Existencia de una «mala relación». Guarda provisional de la menor al progenitor. Exclusión del hogar de la progenitora. Ley 12569 de Protección contra la violencia familiar. Finalidad.-AUTOS «O.A C/ B.M.I. S/ PROTECCION CONTRA LA VIOLENCIA FAMILIAR( LEY 12569) CAMARA CIVIL DE DOLORES-04/09/2008.-

«En el Derecho Procesal de Familia -y más aún en casos de violencia familiar- los requisitos de las medidas cautelares -peligro en la demora y verosimilitud del derecho-, deben ser valorados con mayor flexibilidad y menor rigor técnico que en otros ámbitos (cof. Berizonce «La tipicidad del proceso de familia y su reflejo en la tutela cautelar y anticipatoria», Revista de Derecho Procesal, N° 1, medidas cautelares, ed. Rubinzal Culzoni, 1998, pág. 145 y ss.). Sin embargo, en autos no se han acreditado debidamente los mismos, desde el momento que, salvo por meras declaraciones de cada parte, no existen elementos probatorios de la existencia de una relación de violencia estructural familiar entre la madre y la hija. La mera denuncia de un episodio de violencia mutua -la propia versión del recurrente sobre el mérito de las mismas- no basta para acreditar la verosimilitud del derecho para justificar la admisión de una medida extrema como la adoptada en autos.»»Asimismo se advierte, del análisis pormenorizado de los elementos probatorios de autos, que no se colige una relación violenta entre madre e hija, sino una mala relación. En este sentido, desde la denuncia de fecha 26 de octubre de 2007 no se ha efectuado nueva denuncia de violencia alguna.»»El Sr. O., no ha solicitado la atribución de la vivienda en el marco del artículo 231 del Código Civil, sino la exclusión de la Sra. B. de la vivienda que fuera sede del hogar conyugal y que continuó habitando con su hija luego del divorcio, fundada en que «se han producido situaciones de violencia moral, psicológica e incluso físicas, enmarcadas, prima facie, en la ley 12569 de violencia familiar» remitiendo como prueba a la denuncia penal.»
«La exclusión regulada en la ley 12569 -de protección contra la violencia familiar- no es para lograr la atribución de la vivienda en un divorcio, ni para sancionar a padres o hijos por mediar violencia entre ellos, sino para colocar a todos en un sistema de tratamiento que les permitan superar una vinculación intra-familiar inadecuada. «El objetivo inmediato es hacer cesar el riesgo que pesa sobre las víctimas, mediante la adopción de medidas eficaces, urgentes y transitorias» (Sanz, Diana, Molina, Alejandro, Violencia y abuso en la familia, ed. Lumen Humanitas, pág. 37). En esta causa, tampoco se ha acreditado el «periculum in mora», ya que la menor, actualmente, no se encuentra conviviendo con su madre, es decir que, no convive con la supuesta agresora, por lo cual no es procedente excluirla, en el marco de la citada ley, del que fuera hogar conyugal. (conf. Mazzinghi, «Medidas cautelares en el Derecho de Familia», La Ley, 21/07/2008).»
«Por los fundamentos expuestos, este tribunal, en razón que una cuestión de esta naturaleza nunca debe ser resuelta en función de parámetros genéricos, sino atendiendo a las circunstancias particulares de cada caso, debiéndose ponderar la conveniencia de lo que se resuelva, principalmente respecto de los derechos e intereses de los menores involucrados (conf. Zannoni, Eduardo, «Derecho Civil. Derecho de Familia», vol. 2, núm. 781, pág. 205), pero asimismo teniendo presentes las reales posibilidades y capacidades de sus progenitores, Resuelve: 1) Hacer lugar en forma parcial a los recursos de apelación interpuestos. 2) Revocar el punto tercero de lo resuelto a fs. 38/39 vta. 3) Otorgar al Señor H. A. O., actor en estos autos, la custodia provisional de la menor previo acreditar sus ingresos, dado que no se ha cumplimentado en debida forma – punto II de lo resuelto a fs. 38/39 vta.. 4) La cuestión habitacional, que excede el marco de este proceso, ya que ha sido decidido en los autos que tramitara el divorcio por presentación conjunta antes mencionado, deberá tramitar por la vía que corresponda.».-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *