JURISPRUDENCIA DIVORCIO

      No hay comentarios en JURISPRUDENCIA DIVORCIO

 DIVORCIO. CONVERGENCIA de la CAUSAL OBJETIVA de separación de hecho y de las SUBJETIVAS de adulterio e injurias graves. -Orden de estudio de las causales de divorcio introducidas. -SEPARACION DE HECHO SIN VOLUNTAD DE UNIRSE. -Divorcio decretado por la causal objetiva prevista en el Art. 214, inc. 2, del Código Civil. Separación de hecho por más de cinco años. ADULTERIO. Rechazo. Valoración de la conducta del cónyuge que tolera el estado de desunión conyugal y los vínculos extramatrimoniales del esposo.- Actos que implican consentimiento. Doctrina de los propios actos .-autos «M.H.A. y L.M.C.  s/ divorcio art.214 inc.2 C.Civ.-CNCIV 27-11-2007

“En autos ha quedado demostrado que, con o sin engaño del actor y con o sin conocimiento de la emplazada de la nueva relación anudada por su cónyuge, la verdad ha sido que la convivencia normal matrimonial no se restableció en ningún momento y que, al menos para el marido la separación de hecho se mantenía sin que existiera voluntad de unión, más allá de las promesas que pudieron haber existido en sentido contrario.”
“Adhiero a la doctrina y jurisprudencia mayoritarias que afirma que -para configurar el tipo legal- el cese de la cohabitación no tiene que ser querido ni aceptado por ambos cónyuges; esto es, que no se requiere una voluntad mutua.”

“Aunque demos por supuesto que la ruptura de la unión fue unilateral de parte del actor, no cabe duda de que después se incorporó la adhesión tácita de la Sra. L.. Es que estimo que ésta no ha ejercido sus derechos en tiempo propio al tolerar el estado de desunión conyugal -y los vínculos extramatrimoniales anudados por su esposo- con lo que su conducta, en la realidad, ha importado una coincidencia en la voluntad de separación. Más aún, aunque se entendiera que el hecho cuestionado -el vínculo del actor con otra mujer- fuera anterior o contemporáneo a la ruptura de la convivencia, considero que tampoco debe ser admitido como causal de adulterio cuando la reconviniente ha ejecutado actos que implicaron una suerte de consentimiento con el comportamiento abdicativo que pudo haber llevado su consorte.”
“Soy de la opinión que el agravio del actor apelante merece ser receptado por la aplicación en el presente caso de la doctrina de los propios actos, la que tiene el carácter de norma jurídica o principio de derecho según el art. 16 del Código Civil. Claro está que, para mi concepto, contraría el ordenamiento jurídico quien ejerce una conducta incompatible con una anterior conducta propia deliberadamente adoptada.”-
“Participo de la tesis que afirma que los derechos y deberes matrimoniales no se tornan exigibles una vez que ha quedado quebrantada la unión conyugal. Pienso que, además, está en juego el derecho a la privacidad de los sujetos (art. 19 C.N.); ello dicho para el supuesto de que se pretendiera imponer al separado de hecho una veda absurda, como sería la imposición coactiva de una inconcebible abstinencia sexual.”
“Por las razones expuestas, en suma, corresponde hacer cabida al agravio del actor y, por ende, se propone a los colegas que se revoque este aspecto de la sentencia de grado en cuando dispone admitir la causal de adulterio invocada en autos.” –

 



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *