INTERNACIONES SIQUIATRICAS DE MENORES

Buenos Aires, 24 de noviembre de 2010.-
La Justicia ordenó al gobierno de la ciudad que cese con la práctica
de mantener internados en instituciones psiquiátricas a niñas, niños y
adolescentes con alta médica.-El Juez de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 11 de la Ciudad, Marcelo Bartumei Romero, declaró ilegítima la práctica de mantener la internación de niños, niñas y adolescentes que cuenten con alta Principio del formulariomédica en los hospitales psiquiátricos Tobar
García y Torcuato de Alvear. Bartumei Romero hizo lugar a la acción
de habeas corpus iniciada por el Asesor Tutelar de Primera Instancia
ante ese Fuero, Carlos Bigalli, y proscribió esa práctica ya que le
ordenó al jefe de Gobierno que “disponga lo necesario para hacerla
cesar de inmediato”. En septiembre de 2009, los representantes del Ministerio Público Tutelar habían iniciado la acción de habeas corpus colectivo con el objetivo de que se ponga fin a la privación de libertad de las personas internadas en hospitales del Gobierno de la Ciudad en
condiciones de alta de internación. Asimismo, a través de la acción se
denunció la omisión del Estado local de proveer el dispositivo
adecuado para su alojamiento y continuación del tratamiento
ambulatorio al llevar a cabo una práctica sistemática en los
Hospitales Infanto Juvenil Tobar García y de Emergencias Psiquiátricas Torcuato de Alvear que consiste en mantener innecesariamente internadas a las personas menores de edad que carecen de un grupo familiar que pueda asumir su cuidado, a pesar de que cuentan con alta de internación.En la sentencia el juez señaló que, al seguir esa práctica, el Estado local prolonga las internaciones involuntarias que configuran una privación de libertad, sin razón médica alguna y sin autorización judicial, de modo ilegítimo. Y agregó que la falta de profesionales formados para trabajar en los dispositivos de salud mental y la inexistencia de establecimientos, invocada por el Gobierno de la Ciudad, no justifica el atropello a la libertad ambulatoria que esa práctica provoca.-La Asesora General Tutelar, Laura Musa, sostuvo que la decisión del juez “implica el final de una práctica ilegal y obliga a tomar en serio los derechos de las personas con afección en su salud mental”. La acción se inició luego de infructuosos intentos de que las agencias estatales proveyeran los recursos adecuados para hacer cesar la privación de libertad a la que estaban sometidas las personas internadas, quienes además se encontraban en condiciones de extrema vulnerabilidad social.- Este inédito fallo, que viene a dar cumplimiento con los tratados
internacionales y los mandatos constitucionales, es un claro avance
hacia la efectividad de los derechos de las personas menores de edad
con padecimientos en su salud mental que, hasta el momento, en la
Ciudad de Buenos Aires estaban encerrados y segregados de sus grupos familiares y de toda oportunidad de reintegración a la vida comunitaria.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *