ABOGADO DE PARTE EN LA MEDIACION PENAL

      No hay comentarios en ABOGADO DE PARTE EN LA MEDIACION PENAL

El abogado de parte en la mediación tiene un papel fundamental tanto antes, como durante el procedimiento de mediación penal. Debe prioritariamente resguardar los intereses de su asistido, -ofensor u ofendido-, es quien tiene que asesorar legalmente a su asistido, facultad ajena a la del mediador. –

En el momento de solicitar una mediación penal, le toca al abogado estudiar con su parte la conveniencia o inconveniencia de la elección de este método. En los casos en que fuera solicitada por el Fiscal u otra parte, queda al abogado asesorar a su asistido respecto de la aceptación o rechazo de este procedimiento, para que éste a su vez pueda elegir voluntariamente en base a información técnica de calidad. –

Hay casos donde el abogado de parte podría no aconsejar la mediación en materia penal, por ejemplo, en los casos en los cuales su asistido desea que la otra parte sea condenada, si quiere lograr un precedente de inconstitucionalidad, si entiende que el proceso penal lo puede favorecer por su lentitud, o por cualquier otra situación que podría evaluar el abogado en un caso concreto.

De acuerdo a la experiencia recabada en estos años, no recordamos casos en que elegido el procedimiento de la mediación en materia penal, éste fuera ineficaz, porque aún en los casos en que no se haya podido llegar a un acuerdo entre las partes, las huellas de esta gestión de conflictos hacen pedagogía con respecto a la forma en que los involucrados podrían resolver las cuestiones penales futuras en la que participen, sea con esa misma parte o con otras personas. Mas aún, corresponde destacar que en la jurisdicción de la Provincia del Chaco, en Resistencia conjuntamente con el escrito de denuncia, los abogados solicitan la mediación en materia penal, en todos aquellos casos que la pena a imponer no supere los seis años. Lo cual también es práctica común en otras jurisdicciones.

Es cierto que la educación tradicional del abogado fue en otras épocas sólo la de ver en la otra parte al adversario, con el concepto de: yo gano y tú pierdes. Hoy día se trata de trabajar en la mediación, con el concepto de COLABORACIÓN  entre los abogados de parte con sus asistidos para llegar a un acuerdo auto-compuesto gestionado de la mejor manera posible. Se trata del GANAR-GANAR, ambos ganan al recibir el ofendido la disculpa, en concordar con el ofensor una reparación sustentable, en poder establecer un diálogo, un entendimiento, que con los años cada vez mas contribuirá a lograr pacificación en las relaciones, con un menor costo y tiempo para la gestión del conflicto.

El abogado tuvo siempre como rol el de ser colaborador con la justicia y actualmente en los casos de mediación especialmente en materia penal, su rol se expande a ser además un colaborador en la gestión pacífica de un conflicto penal. –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *