TRATA DE PERSONAS (Art. 145 bis. del Código Penal). Mujeres acogidas, recibidas y mantenidas en cautiverio. Explotación sexual. Situación de vulnerabilidad. Agravante: hecho cometido por tres o más personas en forma organizada

“Aguirre López Raúl, Mercado Sandoval, Moreno Ángel, Mercado Sandoval Carmen, Inf. Art. 145 bis, 1er. párrf. en relación al 2do. párrf. inc. 2do. Tandil” – CAMARA FEDERAL DE APELACIONES DE MAR DEL PLATA – 14/08/2009

“En tanto no solamente se ha logrado acreditar “prima facie” que en el inmueble se desarrollaban actividades relacionadas con la explotación sexual de mujeres sino que también se ha acreditado, con la provisoriedad propia que caracteriza a esta instancia, que las víctimas (M. del R. A. y a S. G. V.) fueron acogidas, recibidas y mantenidas en cautiverio en los términos del art. 145 bis del C.P. –mediando una situación de vulnerabilidad- para un único fin, perdiendo de modo considerable, la libertad de elección y de decisión respecto de continuar, cesar o alejarse de aquella actividad.”
“La falta de consentimiento o el consentimiento viciado de las víctimas por el empleo de alguno de los medios típicos no sólo corresponde vincularlos con los fines de explotación, sino que básicamente debe relacionarse con el hecho de involucrarse o permanecer en aquellas condiciones de sometimiento a la voluntad del autor del delito. En efecto, la falta de consentimiento debe ligarse a esta especie de privación de libertad, y secundariamente al ejercicio de alguna de las prácticas caracterizadas como “explotación” por el mencionado Protocolo de Palermo (C.F.A.MdP, C. 5.157, Reg. 8.236).”
La forma fraudulenta y coactiva utilizada por los autores para captar y mantener a las víctimas es propia del ilícito previsto y penado por el art. 145 bis. del C.P. conforme lo definió este Tribunal en los autos caratulados “Dirección Nacional de Migraciones Mar del Plata s/ Dcia.”. “In re” sostuvimos que“ … el delito de trata de personas no es ni más ni menos que una forma coactiva o fraudulenta de restringir la libertad ambulatoria de la víctima, que es orientada a algunas de las específicas intenciones del autor (prostitución, trabajos forzados, servidumbre o extracción de órganos). Se constituye así, como un modo de privación ilegal de libertad calificado por el agregado de un plus conformado por la persecución de una finalidad típica por parte del autor …; …. Se ha construido con este nuevo tipo penal una especie de privación ilegal de la libertad calificada por la finalidad de “explotación” tal como reza la norma típica, que se complementa con el Protocolo de Palermo, que señala a la esclavitud, servidumbre o condición análoga, los trabajos forzados, el comercio sexual o la extracción de órganos como finalidades perseguidas por el autor dentro de aquél concepto de “explotación”…; … no debe olvidarse que en razón a esa especial naturaleza y a su ubicación sistemática dentro de los delitos contra la Libertad, esta nueva figura penal debe participar de aquellas características, es decir, debe tratarse de un modo de sometimiento similar o equivalente a la privación de libertad ambulatoria. Es por ello que es considerado este delito como una moderna forma de esclavitud. (Ver Cilleruelo, Alejandro, LL del 25-6-2008, pag. 1 y sgtes.) …” , (ídem, R. 8.236, conf.voto del Dr. Alejandro Tazza).”

copyright © 2007 editorial albrematica – Tucumán 1440 (1050) – Ciudad Autónoma de Buenos Aires – Argentina